Sensores de humedad para ahorrar agua al principio de la campaña de riego.

El inicio de la primavera está siendo muy húmedo por no decir excesivamente húmedo si tenemos en cuenta las recientes inundaciones que hemos sufrido en la cuenca del Ebro.

Comenzamos de todas maneras la nueva campaña de riego y estamos poniendo en marcha de nuevo toda nuestra red de sensores de riego y empezamos a detectar que el estado del suelo está por encima de la Capacidad de Campo  y podemos empezar a gestionar nuestros riegos con prudencia para evitar pérdidas (de energía si estamos bombeando el agua y de fertilizantes por percolación).

Os acompañamos aquí alguno de los primeros resultados, representado las humedades del suelo desde hace 30 días.

El umbral de Capacidad de Campo se representa en la gráfica por el limite superior de la franja verde, y el Punto de recarga sería el límite inferior de la misma franja, es decir donde toca con la franja de color rojo.

En las gráficas donde la humedad es elevada no se llegan a visualizar las bandas de colores por lo que  se indica numericamente el valor.

PARCELA 7 MEQUIN.JPG

La gráfica anterior nos muestra que en el denominado hidrante 94, parcela con cultivo de almendro, si bien se ha iniciado el riego, la humedad se está manteniendo por encima de la Capacidad de Campo, establecida según los análisis de laboratorio en el 28 %.

El hidrante 151 en el que se ha instalado una sonda drill and drop que permite medir la humedad cada 10 cm hasta los 60 cm los resultados son similares:

PARCELA 12 MEQUIN

Y la misma situación nos encontramos en los siguientes hidrantes:

H22: (Capacidad de Campo 29 %)

PARCELA 11 MEQUIN.JPG

Hidrante 28:

Captura SANJUAN.JPG

Hidrante 102 (Capacidad de Campo 27 %):

Captura21.JPG

Hidrante 63-2 (Capacidad de Campo 26 %):

Captura23.JPG

Hidrante 112:

Captura24.JPG

Hidrante 135:

Captura25.JPG

Hidrante 67:

Captura26.JPG

Hidrante 100:

Capturasebas.JPG

Así pues estamos observando que en este inicio de campaña las observaciones con los sensores de humedad nos pueden ser muy útiles para fijar el inicio de la campaña de riegos teniendo en cuenta la humedad del suelo.

 

Anuncios

Sensores de humedad para el riego eficiente. Resultados en maiz y alfalfa.

EQUIPO 8 SOS (2).jpg

Hola a tod@s, seguimos con los primeros resultados de los equipos instalados en la Comunidad General de Bardenas. El primer gráfico (y la fotografía de cabecera) corresponde con el equipo nº 8, ubicado en Sos del Rey Católico (provincia de Zaragoza).

UBICACION EQUIPO 8.JPG

El campo de la imagen está sembrado las fechas desde 24/4 hasta 24/5 y se cosechará maíz para semilla.

El sistema de riego es por aspersión con un marco 18 x 18 y los aspersores son VYR 35. Se dispone de un bombeo a 3,5-4 atm. La pluviometría se estima que puede estar en torno a los 7 mm/h. Cada sector de riego se pone en marcha dos veces al día (a veces tres) durante 30 minutos (es decir cada día se riega una hora, lo que supone 7 mm/día y unos 50 mm/semana)

Con esta pluviometría se deberían de cubrir las necesidades de agua del cultivo, si bien nos encontramos con la siguiente situación, según lo que nos han medido las sondas:

EQUIPO 8 MES JUNIO.JPG

Aspectos a destacar:

Hemos tenido tormentas entre 3/4 junio (la primera curva ascendente en las gráficas) y el 26 y 28  (las dos últimas curvas ascendentes) del mismo mes.

Debido al descenso continuado, y alarmante,  de la humedad del suelo a partir del día 8, siempre hablamos de junio, decidimos confirmar que las sondas estaban funcionando correctamente y lo que hicimos fue verter 20 litros de agua encima de cada sonda el día 20. Las sondas respondieron y nos confirmaron que sí estaban funcionando correctamente.

Aparentemente, la humedad del suelo ha estado disminuyendo a pesar de las dosis de riego aportadas y, afortunadamente, las tormentas de finales de mes junto con el riego aportado han devuelto la humedad del suelo a su punto por encima de PR (punto de recarga).

En este post sobre sondas de humedad podeis encontrar alguna aclaración sobre terminología y criterios que estamos utilizando.

Las siguientes sondas de humedad corresonden al equipo nº 5, instalado en Sádaba (Zaragoza)

EQUIPO 5 UBICACION.JPG

Se trata de un campo cultivado con alfalfa, el sistema de riego es una cobertura enterrada con un marco 18 x 15. Aspersores SOMLO 30-C boquilla 4 x 2,4  con un bombeo de 30 mca.

somlo 30c.JPG

Según los datos anteriores la pluviometría es de unos 6.5 mm/hora. La gestión del riego se realiza de la siguiente forma: el  tiempo de riego es 60 min. /sector. Hay cuatro sectores de riego y se riega unas 36 horas seguidas y descansa 10 dias.  Es decir se aplican 9 turnos de riego de 6.5 mm, que suponen 58.5 mm en 11.5 dias (159 mm/mes)

Las necesidades de riego según la red SIAR para el mes de junio han sido de 123 mm.

EQUIPO 5 INSTALACION.JPG

Los resultados de las sondas de humedad aparecen en la siguiente tabla:

EQUIPO MES JUNIO

Aspectos a destacar de la interpretación de la gráfica:

Una de las sondas de humedad dejó de funcionar como resultado de que probablemente  un jabalí buscando comida  la sacó de donde había quedado instalada. La sonda fue reinstalada de manera provisional pero no quedó bien metida en el terreno y como consecuencia las lecturas fueron inferiores a las de la sonda que sí continuaba enviando informacion desde el principio.

El día 23 de junio la sonda se reinstaló correctamente y se aprecia que sus lecturas se correponden con las de la otra sonda.

Como consecuencia tenemos que si una sonda no queda bien instalada en el terreno nos puede enviar información que no es real. Será inferior a las lecturas correctas.

En este caso, y con las sondad funcionando correctamente, la humedad del suelo se mantiene entre los umbrales de CC y PR de acuerdo a los datos que nos envían las sondas de humedad (situadas ambas a 20 cm). Si bien la humedad tiende a estar en la zona de CC o por encima por lo que no sería extraño tener ciertas pérdidas por percolación. No lo podemos confirmar al haber instalado en este caso las dos sondas de humedad a la misma profundidad. El objetivo es confirmar que las lecturas son similares, aspecto que sí se está cumpliendo desde que se reinstaló correctamente.

En los siguientes post queremos seguir compartiendo con tod@s los primeros resultados del Proyecto. Recibiremos con mucho gusto cualquier sugerencia o comentario.

 

 

 

 

 

 

Sensores de humedad instalados para monitorizar el riego. Gestión del riego en maíz con Pivot.

En los anteriores post hemos ido mostrando algunos de los resultados de la monitorización con sondas de humedad en diferentes cultivos como maíz y alfalfa en riego por aspersión. También hemos visto diferentes resultados en función de la gestión del riego: como evoluciona la humedad en el perfil del suelo según los tiempos de riego, los periodos entre riegos,…

Hoy os presentamos los resultados de un equipo instalado en la Comunidad de Regantes nº V de la Comunidad General de Regantes de Badenas, concretamente en el Término Municipal de Biota, en Zaragoza. La ubicación en Google Maps se puede ver en la siguiente imagen:

EQUIPO 6 UBICACION.JPG

El equipo que estaba previsto instalar inicialmente era una sonda de 60 cm. de SENTEK del tipo DRILL and DROP pero que como consecuencia de la existencia de un estrato de roca muy duro a unos 40 cm. no se pudo instalar. Se decidió cambiar el sensor de humedad por dossondas 10 HS. que se instalaron a 20 cm. de profundidad. En la siguiente imagen se puede ver como quedó instalado el equipo en las proximidades del pivot.

BIOTA 1.jpg

Los resultados de las lecturas de las sondas se muestran en la siguiente gráfica, en la que se aprecia el aumento de humedad en el suelo por las lluvias de principios de mes (4-5 de junio), un periodo de disminución de la humedad como consecuencia de que no se aportó ningún riego hasta el 9 y, sobre todo, se puede ver como a pesar del riego aportado hay una tendencia a la baja hasta llegar a humedades inferiores al PR a mediados de mes. La Comunidad de Regantes decidió aumentar las dosis de riego el día 15, que se corresponde con que la gráfica de la sonda a 20 cm. se mantiene entre PR y CC hasta que la combinación de las aportaciones de agua, tanto de lluvia como de riego, han llevado a la humedad por encima del punto de CC.

EQUIPO 6 LECTURAS SONDAS JUNIO.JPG

Las necesidades de agua del maíz en esta zona en el mes de junio son:

NECESIDADES MAIZ BIOTA HASTA JUNIO.JPG

Y, según la Comunidad de Regantes, se ha aportado con el riego:

1ª semana: 30 l/m2

2ª semana: 35 l/m2

3ª  y 4ª semana: 50 l/m2

Es “sorprendente” ver como existe una relación causa-efecto en el comportamiento de la humedad del suelo como consecuencia del manejo del riego y como a partir de un incremento de la dosis de riego se ha corregido la tendencia a la baja a partir de la 3ª semana, cuando se empezó a aplicar 50 l/m2.

Por otro lado, el aumento de las dosis de riego conjuntamente con las lluvias que aportaron las tormentas de final de mes llevaron a la situación opuesta, a un exceso de agua en el perfil del suelo que mantuvo la humedad por encima de CC.

 

 

Sensores de humedad para gestión eficiente del riego. Video del proyecto.

Sondas de humedad para la gestión del riego: resultados tras las primeras semanas de junio con altas temperaturas en el cultivo del maíz.

EQUIPO 1 UBICACION.JPG

En la imagen superior se indica la ubicación del equipo nº 1, situado en una parcela de la Comunidad de Regantes nº XI de la Comunidad General de Regantes de Bardenas, en el término municipal de Ejea de los Caballeros, Zaragoza.

EQUIPO 1

El equipo está instalado en un campo con cultivo de maíz de primera cosecha y sembrado de inicios de mes.

Respeto a la climatología tenemos que resaltar que en toda la zona hubo tormentas entre el 4 y 8 de junio (de unos 30 l/m2 cada una, aunque varió de unas zonas a otras) y también el 24 y 25 de junio (éstas de pluviometría más modesta, unos 17 l/m2)

En la gráfica de las lecturas de las sondas de humedad hemos marcado con dos lineas horizontales la Capacidad de Campo (CC) en color verde y el PUNTO DE RECARGA (PR) en color marrón. Para que la gestión del riego fuera la óptima la humedad del suelo se debería de mantener entre esas líneas. La humedad no debería pasar de la línea PR para evitar situaciones de estrés hídrico y tampoco de la línea CC para evitar lo contrario, pérdidas por percolación.

En la gráfica se observan los aumentos de humedad en los eventos de lluvia y también con los riegos que se llevan a cabo cada 2-3 días, organizados en dos turnos de 1,5 horas.

Con esta planificación el aporte de agua medio es de 9 horas, con una pluviometría del aspersor de 7 mm/h, lo que supone 63 mm/semana.

Las necesidades de agua para un cultivo de maíz según la red SIAR serían las siguientes:

NECESIDADES AGUA MAIZ EJEA HASTA JUNIO.JPG

Según la tabla de la red SIAR las necesidades hídricas máximas del cultivo (50,7 mm) son  inferiores al riego aportado (63 mm).

Las lecturas de la sonda de humedad a 20 cm. nos están indicando que, a pesar de las dosis aplicadas el suelo no es capaz de retener todo el agua. Con el paso de los días no estamos manteniendo la humedad para no pasar del PR. (El suelo no retiene todo el agua y la demanda por parte del cultivo es alta)

Las otras dos sondas nos indican que el perfil del suelo está cerca del punto de saturacion en los perfiles más profundos aspecto que podría ser debido a que se aplican dosis altas de riego para compensar los intervalos de riego de 2-3 días.

Las sondas de humedad instaladas son de SENTEK y permiten leer humedades, temperaturas y salinidad cada 10 cm. en una longitud de 60 cm.

SENTEK

 

 

 

Sondas de humedad en riego por aspersión y goteo: equipos instalados.

Ya tenemos instalados los 26 equipos que nos permitirán controlar la humedad del suelo en diferentes cultivos, tipos de suelos y sistemas de riego.

En la Comunidad General de Regantes de Bardenas se han instalado 11 equipos, entre los que se encuentran una estación meteorológica iMETOS IMT300

IMG_20170530_165504521

cuatro sondas SENTEK drill and drop

SENTEK

y diez equipos con sondas 10 HS de Decagon

10 HS.JPG

con la estación imetos ECO D3.

IMG_20170519_123748951 (1).jpg

 

Los cultivos que se están monitorizando son maiz, alfalfa, judía, festuca, veza en riego por aspersión (una parcela de maíz en riego a manta) y almendro en riego por goteo.

En la Comunidad de Regantes APAC de Mequinenza se han instalado 11 equipos: una estación meteorológica, un equipo con sonda SENTEK, drill and drop, y 9 equipos con sondas de humedad 10 HS de Decagón.

En las dos zonas de estudio se han instalado también tensiómetros

MPS 6.JPG

y sondas 5TE de Decagón para medir otra serie de parámetros además de lal humedad del suelo.

5 TE.JPG

 

Los cultivos en la comunidad de regantes APAC de Mequinenza en los que se está monitorizando el riego son almendro, albaricoque, cereza, nectarina y melocotón.

Se han realizado análisis de suelos en las parcelas donde se han instalado las sondas de humedad para conocer la textura del suelo y relacionarla con las características hidráulicas del mismo. Se han  determinado la Capacidad de campo (CC) y el Punto de marchitez permanente. A partir de esta información se ha fijado un Punto de Recarga (PR), humedad mínima del suelo de la que se recomienda no pasar para no producir estrés a los cultivos.

En la gráfica aparece la CC en color verde, y el PR en color rojo oscuro.

Los resultados están siendo muy interesantes en este mes de junio con temperaturas muy altas y con una humedad en el suelo cada vez menor como ya os adelanto en la siguiente gráfica:

SONDAS BIIOTA.JPG

Se trata de una parcela cultivada con maíz, regada con un sistema pivot y con una profundidad de suelo muy reducida. Se decidió aumentar la dosis de riego el 15 de junio  teniendo en cuenta que la humedad del suelo disminuia a pesar de las dosis aportadas.

 

Las nuevas tecnologías en las explotaciones agrarias, ¿segunda revolución verde? 2ª parte

captura

En el mundo de la agricultura de regadío tenemos ejemplos  de aplicación de las nuevas tecnologías en la agricultura.

Sin ir más lejos, en la provincia de Huesca,  en la Comunidad de Regantes San Pedro de Castelflorite, nos encontramos con algunos ejemplos de cómo han evolucionado en su gestión.  Entre su personal de mantenimiento cuentan con un Ingeniero Informático, lo que indica ya la sofisticación que pueden tener en sus sistemas de telecontrol del riego. Aún van más lejos y cada agricultor puede consultar el consumo instantáneo de su hidrante en parcela tanto en su Smartphone como en la aplicación de escritorio para su PC.  Cualquier anomalía puede ser detectada sin necesidad de estar presente en el campo. También tienen instaladas varias estaciones meteorológicas conectadas a internet de manera que podrían parar sus sistemas de riego a presión desde su teléfono móvil en caso de que la velocidad del viento fuera demasiado alta y se perdiera uniformidad en el riego. Con todo lo anterior se ha conseguido por un lado mejorar la vida del agricultor y, por otro lado, un ahorro de agua.

Desde luego que no es la única Comunidad de regantes que usa internet para la gestión del agua pero es un buen ejemplo y creo que de la misma manera evolucionarán otro tipo de explotaciones agrarias profesionalizadas que dispondrán o contratarán expertos en nuevas tecnologías aplicadas a la agricultura.

Aunque estas tecnologías hace tiempo que existen sabemos que por diferentes motivos, no se estaban utilizando. La media de edad de los agricultores les apartaba del uso de las nuevas tecnologías en la agricultura y la misma tecnología no estaba suficiente madura.

De todas maneras la aplicación  de las nuevas tecnologías  en  la agricultura es cuestión de tiempo y que se apliquen antes o después dependerá de algunos escollos a superar:

En primer lugar, el precio de adquisición de equipos y también de los servicios asociados puede ser un freno al crecimiento de este mercado. Ahora bien, como estamos acostumbrados a ver, los precios de los equipos  tecnológicos  tienden a la baja y en este aspecto podemos confiar que año tras año serán más asequibles.

Por ejemplo se puede abaratar si los fabricantes se centran en las necesidades de los agricultores de manera que no se vieran obligados a comprar una tecnología puntera cuando pueden necesitar soluciones más sencillas.

En segundo lugar, y volviendo al ejemplo que he escrito más arriba sobre los sistemas de telecontrol para redes colectivas de riego,  éstos han sido la mayor parte de las veces un problema para las comunidades de regantes.

En muchos casos han pasado quince años desde que se empezaran a instalar de forma más o menos generalizada hasta que se apreciara su parte positiva. ¿Cuál ha sido la causa que ha retrasado su aceptación? Falta de mentalidad abierta (o miedo) ante sistemas tecnológicamente modernos, falta de mantenimiento por parte de las Comunidades de Regantes en algunos casos y la lenta respuesta por los proveedores en otros casos.

Y, por último, en la última Feria de San Miguel de Lleida asistí a varias charlas. Unas sobre la utilización de drones en la agricultura y otras sobre las últimas tendencias en el regadío. Pues bien, cual fue mi sorpresa al escuchar, después de día y medio de charlas, que según un estudio del IRTA en Cataluña, los regantes tienden a aplicar un 30 % más de agua sobre las recomendaciones de la Oficina del regante. Este estudio no representa al 100 % de los regantes en Cataluña pero nos da una idea de la separación entre el mundo del agricultor de a pie y de las posibilidades que ofrecen las nuevas tecnologías.

Independientemente de que sea un 30 %, podemos tener un porcentaje de ahorro en el uso de agua (y energía si el agua necesita ser bombeada). Y tenemos los datos a nuestra disposición para aplicar el volumen correcto. ¿Pero les llegan a los regantes? ¿Podemos comprobar si el agua se está usando de forma eficiente?

Desde luego que podemos y las Comunidad de Regantes deberían,  por lo menos a título informativo, empezar a contrastar si el agua aplicada se corresponde con las recomendaciones.  Muchas ya disponen de tecnología para hacerlo.

Es necesario recordar que la Oficina del Regante recoge sus datos de una serie de estaciones meteorológicas (la red SIAR) distribuidas por la Comunidad Autónoma y están a disposición de los usuarios en su página web. Son los datos más precisos que se disponen en la actualidad.

El boom de las nuevas tecnologías en la agricultura. El uso de los drones en agricultura.

Como decía más arriba en la última Feria de San Miguel asistí a unas charlas sobre la utilización de drones en la agricultura. Los mismos días se celebraba expodrónica en Zaragoza y unos días después se celebraron otras charlas en el CENTER en Madrid sobre el mismo tema. Mucha tecnología y muchas empresas explicando las posibilidades de los drones pero ninguna concretó resultados económicamente viables.

La utilización de la teledetección para realizar manejo diferenciado en las parcelas y  para la gestión del riego está viviendo un boom con el nacimiento de empresas que ofrecen servicios relacionados con los drones en la agricultura. Puede que esta explosión de oferta lleve asociada cierto ajuste en los precios y haga esta tecnología más accesible a explotaciones de un tamaño medio.

Sin embargo hay ciertos aspectos que pueden retrasar la aplicación de las nuevas tecnologías en la agricultura como precios del petróleo a la baja y, como consecuencia, mayores márgenes para los agricultores (haciendo lo mismo) que  conllevan una despreocupación por buscar mayor eficiencia.

Como resumen, disponemos de la mejor tecnología para captar información del estado de agua en el suelo, estado vegetativo e hídrico de las plantas y otras variables, a partir de drones, satélites u otros equipos. El reto es poder entregar al agricultor la interpretación de esa información de manera que le sea útil, a un precio razonable, en el momento adecuado y de manera que la pueda aprovechar con sus equipos.